jueves, 8 de julio de 2010

Detergentes Convencionales Vs. Ecológicos

Hoy queremos contaros cuales son las principales diferencias entre los detergentes ecológicos y los que no los son y en que medida pueden afectar a nuestra salud y al medio ambiente.

Según un artículo que he leído recientemente, definía la acción de limpiar como una transferencia de suciedad. De tu ropa o tu casa al agua, al aire o a la naturaleza, pues los productos químicos contenidos en detergentes y productos de limpieza tienen un impacto negativo en el medio ambiente y en la salud de las personas.

La industria química ha evolucionado mucho a lo largo de los años, hasta crear composiciones de lo más complejas que pueden actuar de forma muy agresiva contra los distintos tipos de suciedad, sin embargo, en muchos casos tienen un efecto negativo sobre la durabilidad de las prendas, sobre la salud de sus usuarios y desde luego, sobre el medio ambiente, pues los componentes de los mismos, muchas veces no son biodegradables, al tiempo que provocan alergias y problemas cutáneos en muchos de sus usuarios. Por el contrario, los detergentes ecológicos han buscado composiciones a base de ingredientes biodegradables, al tiempo que no dañan la salud de sus usuarios.

Según estudios, un 33% de los fosfatos que llegan al agua proceden de los detergentes domésticos y de toda la contaminación que llega a las plantas depuradoras, más de un 20% corresponde a detergentes y productos de limpieza. A pesar de la eficacia de las plantas depuradoras, estas no pueden eliminar el 100% de la contaminación que les llega, y eso sin contar todo lo que va directamente a ríos y acuíferos.

Según encuestas realizadas en España, casi un 100% de los encuestados afirmaba que los detergentes ecológicos les parecían menos efectivos y un 12% decía que eran demasiado caros. El problema está en que los usuarios suelen confundir “efectividad” con “agresividad”. Para que un detergente ecológico obtenga los eco sellos de la EU, ademas de cumplir con los requisitos medioambientales solicitados, estos detergentes tienen que ser igual o más efectivos que los convencionales.

Los detergentes llevan 3 compuestos principales:

Agentes Tensioactivos: Son la base de los detergentes y son los responsables del efecto lavador. Este grupo baja la tensión de superficie del agua, lo que hace que sea muy peligroso para muchos tipos de insectos, dañan las branquias de los peces y aumentan la porosidad de las membranas de algunos organismos acuáticos. Dependiendo del origen de estos agentes y su biodegradabilidad, podrá ser más o menos nocivo. Por ejemplo, los jabones, sulfatos de alcoholes grasos o los que tienen una base de azúcar serán en gran parte biodegradables, mientras que los Alkylbenzolsulfates y los agentes Tensionarios catódicos que se utilizan en suavizantes y detergentes de ropa delicada son difícilmente degradables.
Agentes Rebajadores de la Dureza del Agua: Estos sirven para aumentar la eficacia de los agentes tensionarios mediante su acción en las propiedades del agua, rebajando su dureza. Estos agentes utilizan Fosfatos que son los responsables de la eutrofización, que consiste en sobrecargar las aguas con nutrientes y posterior des-oxigenaciónn de la misma, tambien incluyen agentes complejos que no son muy biodegradables (como el EDTA). Por otra parte las Zeolitas, Citratos y Soda son otros componentes de estos agentes que no tienen efectos negativos importantes sobre el agua.
Agentes Blanqueadores y Quitamanchas: Estos pueden llevar Percarbonato de Sodio, el cual no tiene un impacto negativo sobre el medio ambiente, y/o Encimas que suelen ser responsables de producir reacciones alérgicas y pueden ser producidas con organismos genéticamente modificados.

Para ver si un detergente es o no ecológico, es importante analizar los ingredientes que lleva y los que no lleva, la parte de ingredientes de cultivo ecológico, y el impacto medioambiental del diseño y de la fabricación. También es importante que el producto no lleve ingredientes petroquímicos, perfumes y colorantes, conservantes sintéticos, enzimas u otros ingredientes alérgicos, fosfatos, ni agentes anti-bacteriales que son difícilmente degradables, al tiempo que son muy tóxicos para muchos organismos. También es importante que su composición sea únicamente a base de ingredientes vegetales y minerales, y que todos ellos estén declarados en el embalaje.

Espero que con todo esto empecemos a apreciar más las ventajas de los productos ecológicos.

Desde Ecomania, un saludo a todos,

C&B

4 comentarios:

  1. Gracias por el excelente post....Os recomiendo el último estudio de Consumer Reports en detergentes, very interesting ;-) ¿Y las bolitas estas donde no tienes que utilizar detergente? Todos mis contactos ECO me dicen que son geniales si los utilizas bien...

    ResponderEliminar
  2. Hola Maggy, que bien volver a verte por aquí. Me lo apunto lo del Consumer Reports en detergentes. Sobre las bolitas, hay un estudio de la OCU sobre estas bolas y más o menos llegar a equipararlas a lavar con agua caliente y sin detergente. El agua puede ser la solución para muchas de las prendas que ponemos en la lavadora, aquellas que nos ponemos un par de días y no están sucias pero han cogido un poquito de olor.
    En definitiva, usamos más detergente del necesario. Está claro que la publicidad manda y nos obsesiona con la limpieza.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post, según un estudio también indicaba que los detergentes convencionales tenían un poder de corrosión grande sobre las maquinas lava ropas a diferencia de los ecológicos. así que los ecológicos alargan la vida útil de las lavadoras

    ResponderEliminar
  4. Los productos de limpieza convencionales son normalmente muy corrosivos. Los limpiadores ecológicos son biodegradables y no suelen ser tóxicos, por lo que es una bentaja para todos.

    ResponderEliminar