viernes, 30 de mayo de 2014

Consumiendo con Responsabilidad

Precios bajos suele ser un reclamo que los consumidores pocas veces desdeñan. En los últimos años con la crisis, parece que proliferan todo tipo de negocios Low-Cost, desde las tiendas que quieren liquidar existencias, tiendas de productos de importación de países difíciles de localizar, supermercados, restaurantes chollo, peluquerías, gimnasios, abogados, etc, etc.
El poder ahorrar con nuestros gastos cotidianos está bien, sobre todo para los que tenemos salarios ajustados. Desgraciadamente, muchas veces, para que las empresas puedan bajar precios, tienen que reducir costes, que se traducen en menor calidad de los productos, rebaja de salarios a los trabajadores, o ambas cosas.
Nosotros como consumidores tenemos la responsabilidad de no convertirnos en unos tiranos y evitar que nuestras elecciones puedan perjudicar a otras personas. Todo lo que consumimos tiene cara, la de aquellas personas que han conseguido que ese producto o servicio llegue hasta nosotros. La cajera del super, el monitor del gym, el camarero del café del barrio, nuestra familia y mañana podrías ser tú, o yo.
Ponle cara a los productos que elijas.

Saludos a todos desde Ecomania,

C&B

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada