viernes, 18 de noviembre de 2011

El Bambú como Tejido


Hace dos años, cuando abrimos Ecomania, los tejidos de bambú todavía eran poco conocidos por el gran público y las reacciones de sorpresa eran habituales, ya que nadie se imaginaba como el bambú podía llegar a convertirse en un tejido. A lo largo de estos dos años, hemos visto como nuestros clientes se han ido familiarizando con estas prendas, pasando a ser algo cotidiano.

Para la fabricación de los tejidos de bambú, es necesario extraer la pulpa de la caña, que es un tipo de fibra de celulosa regenerada que se refina a través de un proceso de hidrólisis-alcalinización. Existen dos procesos para extraer la fibra de la pulpa, uno es mecánico y el otro es químico. De los dos métodos, el más ecológico es el mecánico pues se mantienen las propiedades del bambú en la fibra, mientras que en los procesos químicos, los distintos agentes empleados para extraer la fibra, destruyen muchas o todas las propiedades beneficiosas del bambú, por eso la fibra obtenida por este método se denomina rayón de viscosa de bambú.

El lavado del bambú sirve para eliminar las impurezas. Según la calidad del raspado que se haya realizado con anterioridad influirá en la cantidad de agua empleada, por eso, cuantas más impurezas queden, mayor cantidad de agua será necesaria.

Posteriormente se someterá a un secado y clasificación de la fibra según calidades, para después realizar un cepillado que ayudará a despegar filamentos y liberar el polvo y adherencias naturales que hayan quedado. Esto hará que la fibra adquiera una mayor suavidad y quede más limpia.

Por último se lleva a cavo el descrude, que consiste en saturar la fibra con una solución de sosa caustica, consiguiendo que la fibra de bambú se suavice. Una vez obtenido el tejido deseado se procede a blanquearlo y teñirlo.

Hoy en día es muy común encontrarnos con calcetines, ropa interior, ropa deportiva, ropa para bebé, sábanas, toallas, etc. elaboradas con esta fibra, ya que es mucho más suave y absorbente que otros tejidos y cuando su proceso de fabricación es el adecuado, mantendrá ciertas propiedades antibacterianas que posee la propia planta. Además, el bambú no irrita, siendo ideal para las pieles sensibles. Otras ventajas de este tejido son su sensación térmica; ya que se siente cálido en invierno y fresco en verano, es más transpirable; por sus cualidades porosas, es muy higiénico; ya que se ensucia menos y apenas coge olores, haciendo que no necesite lavarse con mucha frecuencia.

Desde el punto de vista ecológico, esta planta crece y se reproduce a gran velocidad, sin necesitar abonos, no requiere de cuidados y no tiene apenas depredadores, por lo que no son necesarios los pesticidas.

El bambú hoy en día se ha convertido en un verdadero competidor para el algodón, su precio y prestaciones son difícilmente superables, y esto no ha hecho más que empezar.

Saludos a todos desde Ecomania,

C&B

5 comentarios:

  1. tengo ropa de Bambu en la tienda y la gente se queda encantada con ella. Son perndas muy suaves y no provocan ninguna alergia. Es todo un descubrimiento!

    ResponderEliminar
  2. Las prendas confeccionadas con tejidos de bambú son consideradas ecológicas?

    ResponderEliminar
  3. Depende, diría que la mayoría de los fabricantes no lo son. Para ser ecológicas tienen que extraer la viscosa a través de medios mecánicos o empleando disolventes biodegradables. Luego está la otra parte, el tipo de tintes que emplean. Diría que almenos el 90% de las prendas de bambú no son en absoluto ecológicas.

    ResponderEliminar
  4. Sabes donde puedo comprar tela por metros de bambu en España?
    Estoy buscando y no veo
    Gracias

    ResponderEliminar